<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4791790107032612044\x26blogName\x3d%E5%A4%A2%E3%81%AE%E7%8A%A0%E7%89%B2%E8%80%85\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://yumenogiseisha.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://yumenogiseisha.blogspot.com/\x26vt\x3d-4470315853294359000', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
“There was a crooked man”
“I don't want to go home right now”

Name: Valentina Verdinelli
Age: 16
Dob: 25 July 1998
Interest: Dreaming
 
The boy
jueves, 4 de septiembre de 2014, 23:00
No date. (2012).
No recuerdo muy claramente este sueño, pero de algún modo es a su vez de los que mejor recuerdo.
Estábamos en el auto con papá, Agustín y Romina yendo a la comiquería “Naruto”, era de noche y temíamos por no llegar a tiempo (el negocio cerraba a las 9:00), por alguna razón estábamos en una ruta (en este momento no era de noche, pero el cielo era completamente gris y nublado), llegábamos a un lugar raro, como una cantina/bar o algo así. Allí me sentaba de colihue en el piso, había más gente alrededor y aparecía una pequeña niña (no sé realmente que edad estimarle, pero alrededor de más o menos diez años) que empezaba a bailar en torno a mí, rodeándome en un círculo. Era como una danza de ritual para alejar malos espíritus o algo así, tardamos bastante hasta que terminó y finalmente llegamos tarde a Naruto.
En un momento recuerdo estar como en un descampado (el cielo ahí también estaba grisáceo y nublado) y lleno de contenedores como los que cargan en los buques mercantes. Ahí estaba la nenita con su –aparentemente– hermano mayor, el cuál me gustaba y yo a él pero no lo recuerdo muy bien físicamente.

Etiquetas: ,